El ruido se ha convertido en algo tan habitual que se olvidan los importantes problemas de audición que puede causar. Hoy en día los niños y los jóvenes están expuestos a niveles de ruido que muchas veces sobrepasan los límites saludables, lo cual se está manifestando por lo que se ha venido a denominar en algunos foros como: “hipoacusia social”. Las pérdidas auditivas se presentan a edades cada vez más tempranas, por lo que incluso antes de llegar a la vida laboral ya se pueden detectar patologías que, en la mayor parte de los casos, son irreversibles. Sin embargo, siendo importantes los efectos sobre la salud auditiva y estando extendido socialmente, los trastornos no otológicos aún son más frecuentes y sus efectos aún menos reconocidos.

Proceso Digital de Audio desarrolla productos hardware y software para el control y gestión del ruido, uno de los productos, dentro de este campo y consciente de la importancia que tiene la formación y la concienciación de las personas para afrontar los problemas de ruido ha desarrollado el Supervisor de Ambiente Sonoro SAS 2000 como un elemento evaluador del Confort Acústico dentro de los puestos de trabajo, ocio, estudio, reposo, .etc.
 
El confort acústico es la percepción que se tiene de una estancia que proporciona comodidad, está relacionado con el nivel sonoro que no resulta pernicioso para la comunicación y la salud de las personas.
 
El SAS 2000 es un dispositivo creado para evaluar el confort acústico de las salas que albergan personas que desarrollan diversas actividades, oficinas, bibliotecas, salas de espera, clases, hospitales…etc. La NTP 503 del ministerio de trabajo propone diversos índices para evaluar el confort en oficinas entre ellos está el IRO.
 
SAS 2000 es la contribución eficaz que evalúa y ayuda a tomar la decisión sobre el conjunto de acciones que han de tener en consideración las empresas (la Responsabilidad Social Corporativa -RSC o RSE-) para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y afirmar los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores.